Publicado en Otras cosas, Pataletas

El coste de oportunidad

A lo largo de los tres últimos años ha cambiado algo mi manera de ver el mundo. Es fácil y cómodo juzgar el mundo real por lo que ves durante un par de horas tras descender desde tu cómodo palco de la redacción. Ahora soy yo el que tiene que luchar con el mundo real para sacar adelante un proyecto detrás de otro y eso ha cambiado mi percepción de las cosas. Claro que también es posible que me esté haciendo viejo

El caso es que a lo largo de este tiempo he ido entendiendo bien qué significa, a pie de calle, ese concepto económico del coste de oportunidad y ahora tengo la mala costumbre de aplicárselo a casi todo, aunque lo haga matizado y dándole un barniz utilitarista (en el sentido filosófico).Todo esto viene a cuento porque, con las semanitas que llevamos dándole vueltas al ‘paquete de medidas’, al escepticismo de los mercados sobre la capacidad de España para salir adelante y a la asboluta desconfianza en que nuestra clase política sea capaz de hacer algo al respecto, me he encontrado con este dato: El gasto militar total suma en España 18.161 millones de euros.

No quiero entrar en juegos demagógicos. Teniendo en cuenta que, frente a esos 18 millones, el cacareado paquete de medidas planeaba ahorrar apenas 15 millones de euros, sólo voy a hacerme una reflexión: ¿Cuál es el coste oportunidad de ese gasto militar? O, dicho de otro modo, ¿qué beneficio produce esa inversión? ¿cuál es su impacto en la economía real? ¿cómo va a hacer que las cosas mejoren? y ¿en qué va a ir mejor la vida de las personas (incluyendo la mía)?