Publicado en Comunicación, Internet, Periodismo

Manteniéndose al día

Estos días hemos ampiado el equipo de  redacción en Summon Press con un grupo de periodistas todavía bastante offline que se van a encargar del contenido de algunos nuevos proyectos con un contenido muy segmentado. El caso es que a mi, que todavía ando un poco desorientado por la migración total al online, me ha tocado darles algunas pautas sobre cómo establecer canales de información para mantenerse al día sobre temas específicos.

Sé que no he descubierto ningún nuevo continente pero quizá las cuatro herramientas que le dado al equipo puedan servir de ayuda a alguien más, periodista o no, a la hora de manterse al día y seguir la evolución de un contenido especializado.

1. Canales de RSS

Tengo que reconocer que llegué tarde a esta auténtica revolución pero desde que la descubrí (y la asocié, más tarde, al Google Reader), se ha convertido para mi en una herramienta absolutamente indispensable.  Para el que no sepa de qué estoy hablando exactamente, los RSS (abreviatura de Really Simple Sindication) son un grupo de formatos codificados en XML que se utilizan para suministrar información actualizada frecuentemente (principalmente noticias, novedades en blogs…)

Hoy en día casi todos los soportes distribuyen sus contenidos vía RSS, desde los grandes periódicos hasta los blogs más sencillos. Para acceder a ellas sólo hay que instalar o configurar un agregador e incorporarle los canales de los temas que más nos interesen. Hay infinidad de agregadores que se pueden dividir, básicamente, en tres tipos: de escritorio, plug-ins de software y basados en Web. El uso de uno u otro depende mucho de los gustos individuales; hay quien prefiere gestionar sus RSS desde su navegador (como el LiveBookmarks de Firefox), quien prefiere gestionar los canales desde el escritorio o quien quiere incorporarlos a una cuenta de servicios online (como permiten hacer Google o Yahoo).

2. Google Alerts

Hace unos años Google revolucionó en parte el consumo de medios gracias a su agregador de noticias, Google News al centralizar en un mismo lugar casi todo lo publicado por los medios de comunicación en un idioma, agrupando, además, estas noticias en función de su temática y de su relevancia.

Disponiendo de esta potente herramienta, Google ha ido un paso más allá al automatizar las búsquedas de noticias a través de un servicio muy práctico: Alertas de Google. A través de un sencillo formulario es posible configurar un sistema de alertas por palabras clave que el servicio de Google rastrea en todo lo que se va publicando en blogs, grupos de discusión y medios de comunciación dados de alta en Google News. El sistema de alertas envía los resultados de la búsqueda al lector de RSS que del usuario o a su buzón de correo electrónico.

3. AllTop

El último proyecto de Guy Kawasaki es, para mi, una evolución en clave informativa de los directorios temáticos.  All Top, que es como se llama esta herramienta un agregador de noticias que muestra las últimas entradas de las publicaciones más relevantes sobre un tema específico. Bien organizado y estructurado, permite rastrear temas por palabra clave o mediante una búsqueda concreta. Además All Top analiza las consultas del usuario y, en función de su historial de búsquedas, le propone otros temas que pueden resultar de su interés.

De momento lista publicaciones temáticas en inglés (en español sólo incluye sites de noticias generalitas) pero, aún asi, es una herramienta muy para introducirse en un tema y empezar a conocer las publicaciones más importantes y los bloggers más relevantes que escriben al respecto.

4. Twitter

Creo no tendría suficiente con media docena de posts para explicar las posibilidades periodísticas que le encuentro a Twitter. Quizá algún día me anime a desarrollar el tema; de momento, y centrándome sólo en su uso como herramienta  para mantenerse informado creo que la utilidad de Twitter está en que permite ‘escuchar’, en tiempo real, lo que tienen que contarnos otros usuarios, ya sean empresas, amigos, medios de comunicación o autores de referencia en un tema que nos interese.

Para sacarle partido y mantenerse informado lo único que hay que hacer es localizar al usuario que nos resulte  relevante: si queremos conocer las últimas noticias, podemos seguir cuentas como CNN Breaking News o El País; si nos interesan las novedades sobre Internet o nuevas tecnologías podemos seguir un medio especializado como Mashable!

Y si a alguien tiene curiosidad por saber que voy haciendo a lo largo del día (hay gente pa to que decían mis añorados Gomaespuma) siempre puede apuntarse a seguir a este pequeño plumilla.

Publicado en El plumilla

Plumilla 2.0.

Todavía me resulta dificil de creer pero ya he cumplido un año manteniendo con vida (precaria) este blog. Estas Tribulaciones de un Pequeñom Plumilla nacieron casi como un ejercicio de catarsis en un momento de reorientacion profesional. Con el paso del tiempo se han convertido en una auténtica lección de humildad.

Llevo unos diez años viviendo de escribir. Como periodista he trabajado en prensa, revistas especializadas, radio y televisión. También he sido redactor online. De hecho la primera vez que me pagaron por publicar contenidos en Internet fue en el año 2000 (!); colaboraba entonces en la edición de contenidos de Desdeaquí.com, un portal generalista que aguantó estoicamente las primeras embesticas de la crisis.com y cuyo rastro se limita, hoy en día, a un par de opiniones en dooyoo.

Pese a que el proyecto no acabó bien yo seguía fascinado por la Red como medio de comunicación. Por ese motivo me matriculé en el master de Periodismo Digital que inauguró poco después la escuela de El País. Y, aunque la Red daba entonces pocas oportunidades de trabajo a los periodistas, seguía publicando cosillas y colaborando con empresas de contenidos que trabajaban para diferentes portales.

El caso es que, en los últimos cuatro o cinco años he alternado el trabajo en medios con algún que otro proyecto online. Sin embargo hace muy poco que me he dado cuenta de que de que por mucho ‘copy’ que haya escrito en mi vida, todavía estoy aprendiendo a gestionar mi vida en Internet. El blog fue un primer paso en este largo camino de aprendizaje pero ahora me doy cuenta de que no fue más que una tímida entrada.

Desde que publiqué la primera entrada (o más bien la segunda) he ido afianzando una indentidad online; hoy en día, un año después, tengo una cuenta de Facebook, un perfil en LinkedIn y otro en Xing; también tengo Flickr y Twitter. Trato de mantenerme al día en todos estos soportes porque no ha sido hasta que he empezado a conocerlos que me he dado cuenta de que la Red es todavía mucho más de los que se ve a simple vista.

Podría llenar líneas y más líneas detallando aspectos que me fascinan de Internet pero, dado que me he puesto a hacer balance de un año de Tribulaciones, me voy a quedar solamente (¡SOLAMENTE!) con el que más me afecta como periodista: su capacidad para revolucionar los medios de comunicación. Por primera vez el feed-back existe, los lectores tienen capacidad para generar contenidos y el público puede adoptar un rol activo. Y esto, para mi, no significa ni mucho menos, el final del oficio de periodista. Ahora se abren miles de posibilidades de investigar, contar, difundir e informar. Yo sólo espero, que en los próximos doce meses, pueda seguir aprendiendo para tratar de contribuir como pueda a esa gran revolución.

Publicado en Comunicación

La tele, los medios y Twitter…

Esta mañana he estado en unas jornadas en la Cámara de Comercio de Valencia sobre marketing online en las que hemos podido escuchar a gente de Google, Microsoft, PayPal y Tuenti. Realmente el tema en sí de las jornadas es lo de menos; lo que ocurre es que durante las charlas he ido tomando conciencia de las posibilidades periodísticas de Twitter.

Hace casi una semana me quedé enganchado a la retransmisión que hizo 233 Grados de la presentación de los premios INVI de RTVE. Fui siguiendo el desarrollo de todo el acto a través de los Tweets que enviaba la persona encargada de cubrir el evento y tengo que darle mi enhorabuena porque supo captar mi atención desde el primer momento.

Aunque apenas llevo unos meses usando Twitter pero no es la primera vez que veo un uso de este tipo. Muchos usuarios del pajarico informan a los que los siguen cuando están en un acto interesante y les cuentan como se desarrolla éste.

Periodísticamente el canal ofrece unas posibilidades espectaculares, eso sí, si los profesionales de la información son capaces de adaptarse al código específico de Twitter. No lo digo sólo por los 140 caracterese; hay muchos medios cuya actitud de cara a  este canal consiste en hacer un volcado de titulares (que termina convirtiéndose en otro tipo de spam).

Twitter para mi es una gran conversación en tiempo real y esa es clave de la revolución periodística que ofrece. Se puede narrar un acontecimiento in situ pero, además, permite a quienes lo están siguiendo interaccionar con el informador.

En el caso de las Jornadas de la Cámara de Comercio, Twitter permitió que los compañeros que se habían quedado en la oficina se echasen una risas a costa del representante de Microsoft (que no lograba hacer funcionar su .pptx en un Office 2003). Esa fue la excusa para iniciar la conversación; a partir de ahí ellos participaron incluso y en el acto, nos enviaron algunas dudas y nos plantearon preguntas para los ponentes.

Creo que esa es la clave periodística de Twitter: tiene la capacidad de hacer al público partícipe, a través de los periodistas,de un acontecimiento; los lectores pueden preguntar, realizar peticiones o transmitir sus dudas. En lugar de tomarla con Google, los medios deberían darse cuenta de que no sólo es posible otro periodismo, si no que, además, se puede llevar a cabo sin ellos…

ACTUALIZACIÓN 9/06/2009

Por lo visto Twitter sirve hasta para hacer entrevistas en directo. Brandlife le ha hecho hoy una a Julio Alonso y la verdad es que ha sido muy interesante ir siguiédola mientras estaba en marcha.

Publicado en Comunicación, Internet

Comiendo gratis gracias al marketing online

Ayer todo el equipo de Summon Press y parte del de Artvisual comimos por la cara en Rodilla. Es cierto que no nos pegamos el gran banquete, pero ya que un viernes te tienes que quedar a comer en la oficina, no está nada mal que te ahorren los 6€ del menú .

La invitación, además, puede es un excelente ejemplo de como funciona una campaña de branding aprovechando las posibilidades de la Red.

Las cosas sucedieron más o menos así. A media mañana uno de nuestros compañeros vio en la publicidad de Spotify una campaña de Rodilla que prometía invitar a la gente a comer. Accedió a la Web de la promoción y comprobó que la publicidad, en principio, no mentía. Después nos pasó la URL por mensajería instantánea y, de ahí, pasó al Twitter de Summon. Al final de la mañana nos habíamos inscrito una docena de personas.

A todos los que nos apuntamos nos llegó un MMS al móvil con un código bidi; cuando llegamos al Rodilla más cercano a la oficina lo capturaron con un móvil y…. Menú gratis para todos.

Realmente nuestra experiencia no deja de ser anecdótica pero me parece un ejemplo excelente de cómo cambiar el chip y pensar la publicidad en función de las posibilidades de las nuevas tecnologías. El resultado, en mi opinión, es que después del viernes Rodilla reforzó su imagen de marca entre nosotros y, todos los que nos beneficiamos de la oferta, hemos difundido nuestra experiencia gracias a las redes sociales actuando de prescriptores de la marca. No está nada mal para un banner, la verdad.