Publicado en Comunicación, Internet

Community o algo….

A raíz de la publicación del White Paper sobre la funciones del Community Manager en España, que se ha currado la gente de Territorio Creativo junto a la AERCO estaba yo pensando si no estamos abusando un poco de un término, en el fondo, un poco forzado.

El Community Management (si, se dice así; lo del managing es otra cosa…) es un concepto que se ha puesto de moda, como el 2.0.  (que ya tiene un lustro) o incluso el SEO. Y creo que la atracción que está ejerciendo nos impide analizarlo en su justa medida. No le quito importancia y, de hecho, me dedico a ello más o menos, lo que me asusta es que estemos etiquetando todo como Community Management y se nos acabe por ir la mano.

Me asusta, por ejemplo, que algunos periódicos llamen Community Manager al becario de la edición digital o que algunas empresas digan que tienen un Community Manager como hace unos meses hablaban de tener un especialista en márketing online y, hace aún más, un técnico en márketing cuando, realmente, siempre han hablado de una persona que se dedica a enviar comunicaciones comerciales y a cerrar citas para los vendedores.

En mi humilde opinión la culpa de todo la tiene ese bonito concepto de ‘comunidad‘. Las empresas más listas se saben de memoria el Cluetrain y ven la conversación como una oportunidad pero de ahí a crear una comunidad con sus clientes potenciales hay un trecho ¿no?

Quizá, si en el ámbito hispano no tuviésemos un término tan poco afortunado para traducir el Public Relations de los anglosajones, podríamos repensar el Community Management eficaz como una versión online de las RRPP corporativas: orientación estratégica, contacto directo con el público, análisis exhaustivo de sus búsquedas, adecuación a estas de los mensajes empresariales y, por supuesto, capacidad para evaluar las acciones en función de la estrategia y los objetivos. Como apunta en parte el documento de la AERCO y Territorio Creativo, para todo eso debería servir el bendito Community Manager, y no sólo para hacer que las empresas tengan miles de fans en Facebook.

ACTUALIZACIÓN 17/11/2009

Qué cosas, resulta que lo mismo que barruntaba yo ya se lo había estado planteando gente más cualificada y mucho más experimentada en el EBE09.

Una lástima no haber ido porque esa sesión sobre Comunicación y Márketing 2.0. debió ser muy, muy interesante.

Publicado en Internet

Google y el amor

Hace relativamente poco que ando paciendo por la red de manera seria. En los últimos meses me he  tenido que poner las pilas de verdad con un montón de cosas y una de ellas es el posicionamiento.

Llevo tiempo tratando de entender la dinámica de los buscadores, sobretodo la del poderoso Google. Sin embargo, estos días me he dado cuenta de que el planteamiento es muy sencillo. Gracias a Chris Garret acabo de caer en que hay que la clave del posicionamiento está, sencillamente, en enamorar a Google.

No deja de resultar gracioso que  todo el mundo pegándose por aparecer los primeros en base a muy peregrinas técnicas (algún que otro SEOs empleando métodos bastante sucios, la verdad) y a hora resulta que con Google (al igual que con lo demás) lo que vale es el escribir bien, de manera  fiable y contando cosas interesantes. Ah, pues eso explica porque a mi no me lee ni el Tato 🙂