Publicado en El plumilla, Libros

Temporada de cizaña

temporada de cizaña

¡Por fin! Ha llegado el momento. A partir de hoy, día del Libro, Temporada de cizaña es una realidad. La novela ya está disponible online en la tienda de 360 Grados Libros y, a partir de mañana, en la caseta de la Llibreria La Moixeranga en la Feria del Libro de Valencia.

Temporada de cizaña es mi primera novela; un reflejo de mi afición por el género negro influido, y bastante, tanto por la actualidad que ha vivido la Comunitat Valenciana en los últimos años como por algunas de las experiencias que viví trabajando medios, especialmente en la extinta RTVV.

¿Y de qué va? Os dejo la sinópsis:

Aurelio Fabregat es un periodista prematuramente retirado tras la barra de un cabaret. Hasta que una misteriosa mujer es atacada delante de sus narices. Entonces Aurelio tendrá que vencer sus escrúpulos, recuperar antiguas amistades y hacer algo que se había prometido no volver a repetir: trabajar de nuevo en la televisión autonómica. Tal vez allí logre recuperar un amor perdido pero también irá hundiéndose, cada vez más, en el lodo corrupto que conecta todas las instancias del poder valenciano, desde la banca hasta los grandes proyectos urbanísticos pasando, por supuesto, por la industria audiovisual.

¡Espero que disfrutéis al leer tanto como yo disfrute al escribirla!

 

Publicado en Comunicación

Noviembre en El Diario CV

La actualidad del mes de noviembre ha estado marcada por el esperpento. El del cierre de RTVV, que ha resultado francamente lamentable por el fondo y por las formas, pero también el que encarnó el expresidente Francisco Camps que se pasó un fin de semana jugando al gato y al ratón con los funcionarios judiciales encargados de tomarle declaración por su presunta relación con la trama Nóos.

Estos han sido los temas de noviembre en mi columna semanal en El Diario CV:

  • L’agonia i l’extasi: Habla de mi experiencia personal en RTVV y de lo que vi y aprendí durante los seis años que trabajé allí.
  • Errores de cálculo: Cuestiona el comportamiento errático de la Generalitat en la gestión de la crisis provocada por el cierre de RTVV.
  • El bufón de la corte: Plantea que el papel que está jugando el expresidente de la Generalitat en la vida pública roza el ridículo cada vez con más frecuencia.
  • A modo de epitafio: Vuelve sobre los motivos interesados que puede haber detrás del cierre de RTVV.
Publicado en Comunicación, Pataletas

Mesas vacías

He tratado de mantenerme al margen. En la medida de lo posible. Y ha sido difícil porque el tema me despierta sentimientos contradictorios. Hasta que alguien puso en Facebook un enlace. Veo muchos últimamente sobre este tema. Pero este en concreto, sin contar nada nuevo, sin ser especialmente fiable, sin aportar nada más al tema que un montón de habladurías, me dolió. Fue esa foto, de mesas vacías y sillas abandonadas, la que me devolvió allí. Años atrás, cuando yo también me sentaba en una de esas mesas. O en otra parecida.

Fueron seis años los que pasé allí, de manera intermitente. Seis años en los que, efectivamente, fui testigo de docenas de desmanes y de derroches. En los que padecí a sindicatos incompetentes y a incompetentes no sindicados que ladraban mucho y mordían poco con tal de mantener la poltrona. Pero también fueron seis años en los que aprendí y disfruté. Compartí mi vida con un montón de gente increíble. Gente que me enseñó a trabajar en equipo. A ver la tele de otra manera. A disfrutar del subidón de adrenalina en un directo. A cazar falleras en una ofrenda. A currar. Y a reírme de todo en la medida de lo posible, aunque fuese editando un vídeo sobre John Ford a las dos de la mañana.

Aún me acuerdo de todos. En cierto modo, añoro aquellos momentos. Porque, aunque no me arrepiento en absoluto de haber dejado atrás esa época, los años que pasé entre esas mesas no volverán. En esta vida, para bien o para mal, todo tiene fecha de caducidad. Todo salvo la impunidad vergonzante de la que gozan algunos. Los mismos a los que nunca les importó llegar a esta situación. Porque en este caso, como en tantos otros últimamente  siempre pagan los mismos.

Va por ellos. Un abrazo compañeros. Aún desde el tiempo y la distancia se os recuerda. Y se os echa de menos.