Publicado en Comunicación

¡Bienvenido ComarcalCV!

Dice el personaje de Walther Matthau en Primera plana algo parecido a que es más fácil volver vegetariano a un tigre que lograr que un periodista deje de serlo. El caso es que algo de razón llevaba. Porque no conozco a nadie que haya pasado una mínima parte de su vida en un medio de comunicación que haya logrado desengancharse por completo. Es algo parecido a lo que sucede con el tabaco. Yo dejé de fumar hace más de quince años y todavía hay momentos en los que añoro echar un pito.

Quizá sea síndrome de abstinencia. Quizá mero vicio. Lo del tabaco y lo del periodismo. Por eso todavía me interesa cómo evolucionan los medios. Y me preocupa la absoluta debacle en la que andan sumidos. Supongo que por eso -por vicio, claro- tengo cierta predisposición a dejarme liar cuando alguien me cuenta una gran idea para provocar una pequeña sacudida mediática. Me pasó hace (¡¡YA!!) ocho años con Comarcàlia.info. Y me ha pasado estas Navidades con ComarcalCV.

comarcalcv

¿Qué es ComarcalCV? Un nuevo digital capitaneado por dos perros viejos de lo local como son Javier Ruiz y Toni Cuquerella. Además, puedo llamarles perros porque son mis amigos 😛

Habrá alguno que se pregunte si no tenemos suficientes digitales ya cuando muy pocos de los que hay son capaces de convertirse en proyectos viables.

Ahí está, precisamente, lo que hace de Comarcal CV una buena idea. Qué digo buena; es una idea magnífica: se trata de un proyecto periodístico con el valor de ofrecer algo diferente.

En los últimos diez años los periódicos se han dedicado a cerrar delegaciones. A desapegarse de la calle y firmar el finiquito de gente con oficio y contactos. De gente que sigue la actualidad desde la trinchera de lo local. Donde se aprende a hacer periodismo. Algunos de estos plumillas con mucha mili a sus espaldas han sabido crear digitales de prestigio que han sido capaces de imponerse a medios más grandes y mucho más consolidados haciendo lo que estos ya no saben hacer: dar noticias que interesen de verdad en los municipios pequeños. Ahí está el referente Hortanoticias que es el espejo en el que muchas cabeceras locales o comarcales han querido, con razón, mirarse.

El origen de ComarcalCV está en dos diarios que empezaron así: haciendo noticias locales de comarcas de interior que los medios más grandes habían dejado huérfanas. Se han pasado el último lustro dando lustre a las noticias de pueblo y, a fuerza de trabajo, peleas con la autoridad y rigor en lo informativo, han llegado a expandirse por otras comarcas, convirtiéndose en auténticos referentes en sus respectivas demarcaciones.

Ahora el proyecto se ha vuelto más grande. No son únicamente cuatro o cinco comarcas de interior. A día de hoy es casi toda la provincia de Valencia y parte de la de Alicante. Casi un centenar de municipios con un espacio informativo propio y noticias exclusivas de interés para sus habitantes. Aquí no va a haber tontunas, gatitos y contenidos de usar y tirar mal copiados de otros medios para provocar el click fácil. El objetivo es más ambicioso: convertirse en el medio de referencia en la Comunidad partiendo de la base de ser el referente en cada uno de sus municipios.

La gente que hay detrás es muy capaz de conseguirlo. Y no lo digo porque yo vaya a echar una mano en todo lo que pueda ¿eh? 😉

De momento, en apenas un mes, ya se han posicionado entre las 5.000 webs más importantes de España según Alexa. ¿Como punto de partida no está nada mal, verdad?

 

Anuncios
Publicado en Comunicación

Periodismo SoLoMo

Esta semana tuve la oportunidad de participar en una de las mesas redondas de la III Jornada Democracia 2.0. que organiza AVAPOL.

Fue una ocasión interesante de contrastar algunas ideas que desde la red se van imponiendo en el sector de la comunicación y que suponen cambios y oportunidades inauditos no solo para los medios sino también para el resto de la sociedad.

A fin de cuentas, tal y como comenté en mi turno de exposición, la llegada de las TIC supone una revolución cultural de implicaciones similares a las que trajo consigo la imprenta en 1450. Y, en última instancia, este invento contribuyó a la ola de revoluciones burguesas que sacudió Europa y América desde finales del siglo XVII hasta mediados del siglo XIX.

Ante esa perspectiva no podemos ni siquiera imaginar hasta donde sacudirá Internet nuestras estructuras sociales. Aún así ya hay algunos sectores que han cambiado totalmente debido a ella.

El de los medios es uno de los que más frecuentemente se lamenta del daño que ha hecho la red en la industria. Y en cierto sentido no le falta razón puesto que si hay algo que Internet está haciendo saltar por los aires es la industria periodística. La industria, pero no el periodismo. Si comparamos las cifras del EGM con las de hace diez años vemos que el número de lectores de prensa y oyentes de radio ha aumentado y este incremento se debe a que el estudio contempla tanto soportes on como offline.

Los medios, tal y como los conocemos, están condenados. Son estructuras pesadas, caras y alejadas de la realidad cotidiana y hoy en día eso los deja sin una auténtica razón de ser. Pero el hecho de que los medios convencionales estén desmoronándose no implica, en absoluto, que desaparezca el periodismo. Claro que será muy diferente del que conocemos. Debe serlo, por fuerza. Un periodismo más pequeño, más cercano, más versátil y, sobretodo, más pendiente del ciudadano.

En cierto modo, al menos desde lo que vengo observando como parte de la Asociación de Medios Digitales, es la traslación al medio de comunicación de las tres tendencias que marcarán la evolución de la red para los próximos años: SoLoMo, o lo que es lo mismo, Social Local Mobile.

La razón de ser de los medios es que estén hechos de abajo arriba y desde la periferia al centro. Entendido así el periodismo funciona porque el público es perfectamente capaz de ver el valor que el medio aporta. Es cierto que todavía existen muchos interrogantes en torno al modelo de negocio que lo pueda sustentar, en torno a la profesionalización y en torno a la estructura de lo soporte pero también lo es que la sociedad ha cambiado y los ciudadanos exigen, como debe ser, una responsabilidad a los medios.

Aquí podéis ver el Prezi de la presentación:

.prezi-player { width: 300px; } .prezi-player-links { text-align: center; }

Publicado en Comunicación

Digitalizando que es gerundio

Mucho se está escribiendo sobre el apocalipsis universal de los medios, la crisis absoluta de la prensa y el fin del periodismo, del mundo y de la civilización tal y como la conocemos (o algo así). Pero esta semana me estaba dando cuenta de que igual con todo esto lo único que acabamos consiguiendo es un ecosistema mediático mejor. Quiero decir que, si bien es cierto que hay miles de periódicos que están desapareciendo, también lo es que, por un lado, hay medios alternativos que ocupan su espacio y, por otro, existen cabeceras que se han planteado la cuestión como una carrera de fondo y están totalmente convencidos de que hay que renovarse o morir.

En ese sentido, me he dado cuenta de que existen algunas cabeceras de las de toda la vida (centenarias incluso) que – en lugar de tirarse de los pelos y llorar amargamente por el guantazo que le ha dado Internet al establishment periodístico – se han arremangado y se han puesto manos a la obra para tratar de darle a los lectores (digitales) lo que están pidiendo. Creo que ya hay algunos buenos ejemplos de periódicos que han hecho los deberes y me ha parecido buena idea repasar algunos de los que, a mi juicio (personal, incompleto, parcial y totalmente subjetivo), mejor están entendiendo Internet no es una amenaza sino una oportunidad. Hay bastantes medios, sobretodo en los EEUU, que están haciendo bien las cosas en este sentido, yo me he limitado a seleccionar los tres que a mi más me gustan.

Clarín

Tomando como base el trabajo que hizo Mariano Amartino con la primera red de blogs del periódico, el diario más importante de Argentina ha desarrollado una estrategia en Internet basada en la distribución y la integración de las herramientas sociales. Es interesante cómo han encontrado en Twitter una herramienta para discutir y canalizar las opiniones de los lectores sobre la actualidad. Y también me parece que una sección como la de anuncios clasificados puede dar mucho juego  y, a nivel local, puede ser una interesante vía de financiación.

The  Guardian

Además de tener un diseño excepcionalmente bueno, este diario se ha esforzado especialmente por desarrollar el aspecto comunitario del medio.  No se trata sólo de crear cuentas en Facebook o Friendfeed (y de esforzarse por publicar en ella contenidos específicos para la red social en lugar de hacer un volcado de noticias); en The Guardian han puesto especial cuidado a la hora de integrar todos los aspectos en los que el lector pueda involucrarse en una sección específica. La gran aportación es que el medio unifica en el mismo espacio las historias más populares en los blogs con las noticias que más comentarios suscitan, además de aportar la información necesaria para que el lector saque partido a esta Comunidad.

The New York Times

Pese a la crisis publicitaria y a la drástica reducción de sus beneficios, el periódico más prestigioso de los EEUU ha buscado consolidar su liderazgo afianzando su presencia online. Hace unos meses asignó oficialmente a una de sus jefas de redacción más veteranas la tarea de gestionar la comunidad del diario.  Hoy en día la red de blogs del medio interacciona bien en sus contenidos y, de hecho, han puesto en marcha una iniciativa sorprendente: en su redacción de local se han integrado varios bloggers que cubren aspectos cotidianos de la información metropolitana.

NOTA – Sólo he recogido periódicos de tradición impresa que ha tratado de evolucionar de una manera diferente en su versión online. No he incluído ni periódicos exclusivamente digitales ni medios audiovisuales.

Publicado en Comunicación

No han entendido nada

Esta mañana me he contrado en 233 grados con que el todopoderoso Rupert Murdoch la ha tomado con Google, según él porque emplea contenidos que no le pertenecen. A la protesta se ha sumado AP y, por lo visto, también ha habido algunas acciones legales por parte de periódicos franceses y belgas.

Pues con todos mis respetos, y sin ánimo de ofensa alguno, he de decir que los susodichos medios y el señor Murdoch me parecen un hatajo de gilipollas. Me caliento, lo sé, pero es que no deja de sorprenderme que la industria periodística se haga ahora la digna cuando lleva diez años vilipendiando y menospreciando Internet. The Times They Are A-Changin que cantaba Bob Dylan y ellos no se quieren dar cuenta.

Los medios siguen pensando que son los amos de las noticias; que ejercen el monopolio del derecho a la información pero hace mucho tiempo que ya no es así. La Red ha hecho que todo el mundo pueda transmitir su mensaje globalmente y el papel de intermediación que ejercían los medios está obsoleto. Al menos lo está tal y como tradicionalmente se ha concebido. Creo que los periodistas podemos dar todavía mucho juego en este canal pero debemos saber jugar según las reglas de SU juego.

Y el juego pasa por saber que sin Google (o Live o Yahoo o los miles de directorios, blogs, foros, grupos, redes…) los medios no son nada. El consumo rápido de información que predomina en la Red minimiza el impacto de las cabeceras; para estar informada la gente quiere hechos concretos y, para eso, los agregadores de contenido son su primera opción.

Obviamente alguien debe producir esa información pero para eso han estado siempre las agencias (que, en cierto sentido, sí deberían estudiar bien el mercado y sus posibilidades y negociar con los agregadores un nuevo modelo de negocio). El papel de los medios y de sus periodistas debería ser el de aportar un valor añadido a esta información, permanecer en contacto directo con el público y hacer que la información realmente fluya bidireccionalmente.

Generar comunidades, ampliar las informaciones, buscar lectores, dar profundidad al contenido, moderar debates…  Realmente hay mucho trabajo por hacer; es nuevo, es diferente y, creo yo, es mejor. Los medios deberían esforzarse por entenderlo.

ACTUALIZACIÓN 4/06/2009

¿Han recapacitado los medios en el último mes? Ni de coña. Ahora hasta los periódicos españoles se plantean reclamar ‘sus derechos’ por vía judicial. Y yo que pensaba que el único con el que se nos llenaba la boca a los periodistas el que recoge el artículo 19  de la Declaración Universal de los Derechos Humanos . Igual es que a los medios sólo les interesa el derecho a la información si les reporta beneficio económico (en la la misma línea que las entitades de gestión de derechos de autor, a las que sólo les interesa la música si pueden lucrarse con ella); bueno, a fin de cuentas son empresas y lo lógico es que quieran ganar dinero – de hecho es su razón de ser – . Lo que no tiene mucho sentido es que intenten tomarnos el pelo, vayan de víctimas y se empecinen en mantener un modelo de negocio que, poco a poco se les está quedando obsoleto ¿soy el único al que esto le suena?