Publicado en Comic

The Sandman

Cuando te piden que hagas una lista con tus obras favoritas dudas y el mero hecho de tener que enfrentarte a semejante ejercicio de reducción te provoca sudores fríos.  ¿Cómo alguien es capaz de escoger sus cinco directores preferidos? o únicamente cinco libros o películas o discos o grupos de música.

Debes dudar de hecho. Y dudas.

Por supuesto tienes claros algunos títulos, algunos nombres. Retazos de genialidad que han marcado tu manera de ver el mundo para siempre. Pero ¿sólo cinco? ¿o diez? ¿o viente? ¿o cien? Me declaro mentalmente incapaz de elegir solo cien libros ¡¿solo?!

Tampoco creo posible escoger ni diez cómics. Aunque es cierto que en lo que a tebeos se refiere quizá me vería tentado de ser más expeditivo en la respuesta. Quizá pudiese incluso ser temerario y no dudar en absolutos. Porque si tuviese que elegir un cómic, y solo uno, creo que mi respuesta estaría clara: The Sandman, de Neil Gaiman.

Por eso ya tardaba en dedicarle una reseña en 360 Grados Press.

The Sandman fue la obra que encumbró a Neil Gaiman y, con el paso del tiempo, se ha convertido en una referencia ineludible en la literatura fantástica moderna debido a la influencia que otros autores le reconocen, tanto en el terreno del cómic como en el cine o incluso en la televisión. Stephen King, Tim Burton o Clive Barker la reconocen como una fuente de inspiración. Sólo por eso ya valdría la pena echarle un vistazo.

Podéis leer el resto en The Sandman: En brazos de Morfeo.

the-sandman-movie

Publicado en Comic

Enter Sandman…

Cuando era mocico y trataba de aprender a aporrear con cierta solvencia la batería me compré un método que prometía convertirme en Lars Ulrich, alma matter de Metallica. Como bien saben todos los que me han oído tocar alguna vez el método no tuvo mucho éxito.

El caso es que, por aquel entonces, escuchaba mucho a Metallica (supongo que tratando de buscar inspiración o algo). Y uno de los que considero uno de sus mejores temas es Enter Sandman.

Entonces no sabía quien era ese personaje del folclore tradicional a quien los anglosajones consideran rey del sueño. De hecho no tenía ni idea que a lo largo de los noventa DC-Vertigo publicaba en EEUU (y Planeta, creo, en España); en aquella época yo estaba más por la Espada Salvaje de Conan y la espectacular serie Ghost in the Shell de Shirow.

La verdad es que he descubierto Sandman casi veinte años después de que apareciese su primer número. Había oído hablar mucho de él pero que tengo que agradecer a Diego su insistencia en la recomendación. Después de descargarme el primer número me quedé enganchado y descubrí una de las obras literarias más profundas y complejas no sólo del mundo del cómic sino de la literatura europea contemporánea.

Sus guiones me parece un prodigio porque, en un medio como el cómic, es tremendamente complejo lograr verdadera profundidad literaria. Conocía parte del trabajo de su guionista, Neil Gaiman, por su trabajo en Hellblazer (otro trabajo muy interesante al que la entretenida peli que hicieron no hace verdadera justicia).

Ahora, nada más salir de la oficina, me he ido derechito a comprarme el volumen VII de la redición que se hizo hace unos años. He conseguido todos los volúmenes anteriores menos el I y, pese a los 30 eurazos que cuesta cada uno, creo que voy a tratar de rastrear los cuatro que me faltan. Pero, mientras llega el resto, pienso pasarme un fin de semana de deleite literario absoluto en brazos del Rey del Sueño.

BSO Recomendada para disfrutarlo: Metallica, de Metallica (1991), por supuesto