Publicado en Comunicación

La mordaza en Internet

No se ha hablado demasiado de ella y, cuando se ha hecho, ha sido poniendo el énfasis en la tasa que deberá pagar Google a los editores de prensa. La nueva ley de propiedad intelectual es un retroceso peligroso de las libertades públicas en Internet. Porque con la excusa de la piratería nos han colado un mecanismo de censura que, al menos sobre el papel, no tiene nada que envidar a China.

Esto quiere decir, básicamente, que un enlace a un contenido dudoso puede servir de excusa para que un órgano políticamente dependiente autorice, no solo el cierre del servicio, sino también la condena de la empresa responsable. Y la ley no se limita solo a condenar la publicación de enlaces directos. También son susceptibles de ser condenados aquellos servicios que conecten con páginas que incluyan un enlace sospechoso. De hecho la ley obliga al colaboracionismo y la delación de cualquier otro servicio online, so penas de hasta 600.000 en el caso de los servicios de alojamiento de páginas Web.

Si alguien interés sobre el asunto, esta semana he publicado una columna de opinión al respecto en El Diario.

Publicado en Otras cosas

Google Media Tools – Una aproximación

Las herramientas de Google Media Tools
Las herramientas de Google Media Tools

Google acaba de lanzar Media Tools, una recopilación de recursos para periodistas. No se trata de una aplicación nueva ni de una suite pensada exclusivamente para plumillas. Es más bien una recopilación de herramientas ya lanzadas y consolidadas por Google a lo largo de los últimos años. La novedad es que todas estas aplicaciones se presentan organizadas en función del papel que pueden jugar en el trabajo diario del periodista. De este modo, hay una categoría dedicada a hacer más efectivas las búsquedas, otra a poner a disposición de los profesionales herramientas de interacción con la audiencia, otra que promueve el uso de mapas y elementos gráficos generados a través de las soluciones de Google, etcétera.

Pese a que no hay novedades en sí en el abanico de soluciones, creo que la manera de sistematizar el acceso a los recursos informativos que ha acometido el buscador es muy útil. Media Tools también supone un espaldarazo al papel que deben y pueden jugar los periodistas en el ecosistema informativo digital: la noticia no está en el simple dato o en el hecho. La información se distribuye de manera casi libre y todo el mundo puede acceder a ella. El papel del profesional está en el del análisis, la contextualización y la reflexión sobre una ingente cantidad de hechos e informaciones que nos llegan a desbordar.

Me ha gustado la iniciativa de Google y creo que algunas de las herramientas que se listan en Media Tools son especialmente útiles. Si me tuviese que quedar con media docena de aplicaciones imprescindibles, escogería estas:

  • Advanced Search: Es el buscador hipervitaminado, con todas las opciones para restringir búsquedas y evitar el ruido o la injerencia de Webs muy agresivas en sus campañas de posicionamiento.
  • Public Data Explorer: Reúne datos sobre estadísticas públicas a nivel mundial
  • Google Trends: Permite conocer tendencias de búsqueda y comparar términos, periodos y lugares.
  • Drive: La suite para gestionar documentos en la nube de Google.
  • Analytics: El otro canal de feedback. La puerta trasera para conocer qué hace el lector, cómo interactúa con la información, qué le gusta y qué no.
  • Crisis Response: Google se pone solidario y, desde aquí, promete hacer accesible y en tiempo real toda la información sobre catástrofes y desastres naturales.

Pero cada periodista debería echarle un vistazo a las diferentes categorías y probar las aplicaciones de Media Tools. Es la única manera de configurar la paleta de herramientas con la que cada uno  llegue a estar más cómodo.

Publicado en Internet

Alimentando la paranoia: La NSA no es la única que te espía

Hace unos días recogía un post publicado en Estratégicamente sobre el negocio que se genera en torno a nuestros datos personales. A raíz del caso Snowden y en relación con todo lo que se está comentando sobre seguridad y privacidad, publiqué la semana pasada una colaboración en Security Artwork sobre el tema.

Sin ánimo de alimentar la paranoia (pero contribuyendo en parte a ello, me temo), en el post repaso algunas otros de esos negocios que se generan gracias a la recopilación, almacenamiento y posterior proceso de nuestros datos personales. Unos datos sobre los que perdemos todo el control y que acaban alimentando una descomunal maquinaria relacionada con un nuevo tipo de marketing.

Dejo algunos párrafos del artículo:

Hace cosa de diez años Steven Spielberg tuvo a Tom Cruise corriendo durante unos cien minutos en una película de ciencia ficción bastante solvente llamada MinorityReport. Hacia el último tercio del film, el personaje de Cruise se introduce en una galería comercial donde escáneres de retina situados estratégicamente lo identifican ¿para atraparlo? No, qué va; para programar los carteles que, a su paso por la galería, le muestran anuncios personalizados.

Esta secuencia, que hace diez años era un asunto de ciencia ficción, empieza a no resultar tan descabellada. Porque todo el mundo nos espía. Lo digo por si alguien no se ha enterado y la defunción deGoogle Reader lo ha dejado sin saber quién es Edward Snowden.

Nos espían, a diario y continuamente. Pero no es la NSA ni las demás agencias de inteligencia norteamericanas quienes más información están recopilando sobre nosotros. Qué va. Es poco probable que nos veamos envueltos en una operación global sobre terrorismo por mucho que usemos la palabra bomba en Gmail. Hay sin embargo, otros actores que sí están ansiosos por tener toda nuestra información al alcance de su CRM: las marcas.

Todo empezó con Google, como casi todo en Internet…

El que tenga interés en leer el resto puede hacerlo aquí: La NSA no es la única que te espía.

Publicado en Comunicación, Internet, Periodismo

Manteniéndose al día

Estos días hemos ampiado el equipo de  redacción en Summon Press con un grupo de periodistas todavía bastante offline que se van a encargar del contenido de algunos nuevos proyectos con un contenido muy segmentado. El caso es que a mi, que todavía ando un poco desorientado por la migración total al online, me ha tocado darles algunas pautas sobre cómo establecer canales de información para mantenerse al día sobre temas específicos.

Sé que no he descubierto ningún nuevo continente pero quizá las cuatro herramientas que le dado al equipo puedan servir de ayuda a alguien más, periodista o no, a la hora de manterse al día y seguir la evolución de un contenido especializado.

1. Canales de RSS

Tengo que reconocer que llegué tarde a esta auténtica revolución pero desde que la descubrí (y la asocié, más tarde, al Google Reader), se ha convertido para mi en una herramienta absolutamente indispensable.  Para el que no sepa de qué estoy hablando exactamente, los RSS (abreviatura de Really Simple Sindication) son un grupo de formatos codificados en XML que se utilizan para suministrar información actualizada frecuentemente (principalmente noticias, novedades en blogs…)

Hoy en día casi todos los soportes distribuyen sus contenidos vía RSS, desde los grandes periódicos hasta los blogs más sencillos. Para acceder a ellas sólo hay que instalar o configurar un agregador e incorporarle los canales de los temas que más nos interesen. Hay infinidad de agregadores que se pueden dividir, básicamente, en tres tipos: de escritorio, plug-ins de software y basados en Web. El uso de uno u otro depende mucho de los gustos individuales; hay quien prefiere gestionar sus RSS desde su navegador (como el LiveBookmarks de Firefox), quien prefiere gestionar los canales desde el escritorio o quien quiere incorporarlos a una cuenta de servicios online (como permiten hacer Google o Yahoo).

2. Google Alerts

Hace unos años Google revolucionó en parte el consumo de medios gracias a su agregador de noticias, Google News al centralizar en un mismo lugar casi todo lo publicado por los medios de comunicación en un idioma, agrupando, además, estas noticias en función de su temática y de su relevancia.

Disponiendo de esta potente herramienta, Google ha ido un paso más allá al automatizar las búsquedas de noticias a través de un servicio muy práctico: Alertas de Google. A través de un sencillo formulario es posible configurar un sistema de alertas por palabras clave que el servicio de Google rastrea en todo lo que se va publicando en blogs, grupos de discusión y medios de comunciación dados de alta en Google News. El sistema de alertas envía los resultados de la búsqueda al lector de RSS que del usuario o a su buzón de correo electrónico.

3. AllTop

El último proyecto de Guy Kawasaki es, para mi, una evolución en clave informativa de los directorios temáticos.  All Top, que es como se llama esta herramienta un agregador de noticias que muestra las últimas entradas de las publicaciones más relevantes sobre un tema específico. Bien organizado y estructurado, permite rastrear temas por palabra clave o mediante una búsqueda concreta. Además All Top analiza las consultas del usuario y, en función de su historial de búsquedas, le propone otros temas que pueden resultar de su interés.

De momento lista publicaciones temáticas en inglés (en español sólo incluye sites de noticias generalitas) pero, aún asi, es una herramienta muy para introducirse en un tema y empezar a conocer las publicaciones más importantes y los bloggers más relevantes que escriben al respecto.

4. Twitter

Creo no tendría suficiente con media docena de posts para explicar las posibilidades periodísticas que le encuentro a Twitter. Quizá algún día me anime a desarrollar el tema; de momento, y centrándome sólo en su uso como herramienta  para mantenerse informado creo que la utilidad de Twitter está en que permite ‘escuchar’, en tiempo real, lo que tienen que contarnos otros usuarios, ya sean empresas, amigos, medios de comunicación o autores de referencia en un tema que nos interese.

Para sacarle partido y mantenerse informado lo único que hay que hacer es localizar al usuario que nos resulte  relevante: si queremos conocer las últimas noticias, podemos seguir cuentas como CNN Breaking News o El País; si nos interesan las novedades sobre Internet o nuevas tecnologías podemos seguir un medio especializado como Mashable!

Y si a alguien tiene curiosidad por saber que voy haciendo a lo largo del día (hay gente pa to que decían mis añorados Gomaespuma) siempre puede apuntarse a seguir a este pequeño plumilla.