Publicado en Comunicación, El plumilla

Permitidme que os presente CONNEXT

Connext

Decía don Miguel de Unamuno que el progreso reside en el cambio. Renovarse o morir que dice el viejo lema. A mi me ha tocado renovarme unas cuantas veces. O reinventarme. De periodista local a guionista de televisión. Y de esto a redactor de contenidos digitales. Trabajando con el equipo de Écran aprendí mucho, muchísimo, sobre Internet, sobre cómo necesitan trabajar con ella las grandes empresas o sobre cómo la estrategia digital no tiene nada que ver con Facebook.

Ahora lleva el momento de una nueva reinvención. De una nueva renovación. Un cambio que se llama CONNEXT y con el que espero poder aplicar a la comunicación todo lo que he aprendido trabajando con algunas de las empresas más relevantes en su sector. Para llevarla un paso más allá.

Sé que es un planteamiento ambicioso. Tal vez incluso pretencioso. Pero es que estamos entrando en la era del contenido y, por primera vez, la información tiene un papel determinante en el día a día de la empresa. Porque puede generar valor real, contactos comerciales y oportunidades de negocio. Porque la comunicación ha dejado de ser un intangible.

Pero el verdadero reto está en que , para lograrlo, hay que volver a los orígenes del periodismo. Porque no vale cualquier contenido para comunicar. En la era de la infoxicación es necesario informar y formar. Es necesario escribir más y mejor para que ese contenido sea de verdad útil, no para la empresa que lo emite sino para sus clientes. Para los que lo son y para los que lo serán en un futuro.

Ha llegado el momento de que el contenido sea información. Información rigurosa y especializada. Ese el valor que a mí, personalmente, me gustaría darle a CONNEXT: comunicar con contenido para lograr que las empresas generen nuevas oportunidades de negocio.

De momento va a suponer trabajo para tres periodistas, que tal y como está el patio ya es 😉

No me enrollo más, si tenéis curiosidad os espero en la web de CONNEXT o en el blog. También tenemos Facebook y Twitter. Incluso G+, aunque ya sabéis lo que opino sobre esta…

¡Nos vemos en Internet!