Publicado en Comic

The Sandman

Cuando te piden que hagas una lista con tus obras favoritas dudas y el mero hecho de tener que enfrentarte a semejante ejercicio de reducción te provoca sudores fríos.  ¿Cómo alguien es capaz de escoger sus cinco directores preferidos? o únicamente cinco libros o películas o discos o grupos de música.

Debes dudar de hecho. Y dudas.

Por supuesto tienes claros algunos títulos, algunos nombres. Retazos de genialidad que han marcado tu manera de ver el mundo para siempre. Pero ¿sólo cinco? ¿o diez? ¿o viente? ¿o cien? Me declaro mentalmente incapaz de elegir solo cien libros ¡¿solo?!

Tampoco creo posible escoger ni diez cómics. Aunque es cierto que en lo que a tebeos se refiere quizá me vería tentado de ser más expeditivo en la respuesta. Quizá pudiese incluso ser temerario y no dudar en absolutos. Porque si tuviese que elegir un cómic, y solo uno, creo que mi respuesta estaría clara: The Sandman, de Neil Gaiman.

Por eso ya tardaba en dedicarle una reseña en 360 Grados Press.

The Sandman fue la obra que encumbró a Neil Gaiman y, con el paso del tiempo, se ha convertido en una referencia ineludible en la literatura fantástica moderna debido a la influencia que otros autores le reconocen, tanto en el terreno del cómic como en el cine o incluso en la televisión. Stephen King, Tim Burton o Clive Barker la reconocen como una fuente de inspiración. Sólo por eso ya valdría la pena echarle un vistazo.

Podéis leer el resto en The Sandman: En brazos de Morfeo.

the-sandman-movie

Publicado en Comic

Historias Dibujadas en 360Grados

Este mes he cumplido gracias a los amigos de 360Grados un viejo anhelo: escribir sobre cómics. En honor a la verdad ya había dejado aquí alguna reseña de vez en cuando sobre viñetas e historias dibujadas pero la columna que inauguro en este digital nace con vocación de continuidad y, sobre todo, con el compromiso autoimpuesto de revisar cada siete días un título relevante del Noveno Arte.

Esta es la entradilla de la primera columna.

Pese a haber pasado más de treinta años, recuerdo perfectamente que las primeras viñetas fueron, para mí, las de Mortadelo. En las tardes de Espinete y Nocilla todavía eran de Bruguera los tebeos que me compraba mi abuelo a la salida del cole: Zipi y Zape, Pepe Gotera, Superlópez y, por supuesto, Mortadelo y Filemón. Docenas de casos imposibles a cada cual más esperpéntico: el Caso del Bacalao, Contra el Gang del Chicharrón, Los inventos del profesor Bacterio… Yo entonces no lo sabía pero con cada una de esas páginas asentaba una relación que todavía perdura.

El resto podéis encontrarlo en el artículo Historias Dibujadas publicado en 360Grados.