Publicado en Periodismo

Los artículos que jamás veremos en un periódico español

IN 1982 a Chinese aquaculture scientist named Fusui Zhang journeyed to Martha’s Vineyard in search of scallops. The New England bay scallop had recently been domesticated, and Dr. Zhang thought the Vineyard-grown shellfish might do well in China. After a visit to Lagoon Pond in Tisbury, he boxed up 120 scallops and spirited them away to his lab in Qingdao. During the journey 94 died. But 26 thrived. Thanks to them, today China now grows millions of dollars of New England bay scallops, a significant portion of which are exported back to the United States.

No se trata de un tema polémico. Tampoco de un asunto conflictivo. En absoluto. Es cierto que el sector es relevante para el país y en el texto se tratan conceptos importantes como el modelo económico de un país o algunas paradojas del comercio internacional. Pero en esencia este texto del New York Times se limita a analizar la situación actual de la industria pesquera estadounidense y la relación que esta tiene con la balanza comercial del país. Se remonta a la época dorada de la pesca en la Costa Este y reflexiona sobre el modelo de comercio internacional que ha adoptado el país con respecto a esta industria. Y qué consecuencias puede tener este modelo.

Curiosamente es un artículo interesante. Aunque no te interese en absoluto la pesca. Lo es porque lo que sucede en en este sector, en este país, está extraordinariamente bien contextualizado. El artículo exhibe datos, fechas, cifras, tendencias. Parece lograr que todo encaje, que todo aparente tener un sentido y esto le permite al redactor extraer unas conclusiones lógicas. Son 1.500 palabras. Cinco páginas de texto. Una explicación razonada y lógica. Algo que hace mucho tiempo que echamos de menos en la prensa española.

Anuncios
Publicado en Comunicación, Periodismo

Periodismo y marca personal

Esta semana la Universidad Cardenal Herrera y el Hotel Astoria han organizado uno de sus desayunos “Coffee&Talk” que en este caso giraba en torno a la Marca Personal y las Redes Sociales. Conducido por la  la profesora Elvira García de Torres, el desayuno contó con una amplia representación de todos los actores de la ciudad implicados de algún modo en el sector de la comunicación, desde periodistas a responsables de comunicación pasando por empresas y, por supuesto, instituciones.

A lo largo de una interesante presentación, Elvira ligó el concepto de marca personal de los periodistas al potencial de desarrollo de los propios medios. Tal y como afirmó ella misma:  “Las marcas personales dan valor a las empresas”. Es algo que los propios medios empiezan a ver y así pudimos comprobarlo gracias a los testimonios de periodistas en activo que comentaron cómo en sus propios medios se estaba viviendo esa transición, a veces a la fuerza, para tratar de recimentar el prestigio del medio – perdido en muchas ocasiones debido a su falta de contacto con la realidad – en una relación más estrecha con su público.

Esto, no obstante genera nuevas tensiones. Por un lado los periodistas no saben hasta qué punto son dueños de sus perfiles sociales. Tal y como coincidieron en reconocer Sergi Pitarch – redactor de Levante-EMV y presidente de la Unión de Periodistes – , Vicente Andreu – ex responsable de contenidos del departamento multimedia de RTVV – o Manuel Furió – director de Hortanoticias y Presidente de la Asociación de Medios Digitales -, los medios condicionan lo que publican sus periodistas en sus perfiles y eso influye también en lo que dicen o dejan de decir a título personal.

Este condicionamiento es bastante delicado por las propias características de la empresa periodística – donde a menudo se presupone que los trabajadores comulgan con la línea editorial de su medio aunque con frecuencia no sea así – sin embargo es algo a lo que los profesionales que trabajamos en comunicación corporativa estamos bastante acostumbrados.

No son frecuentes las oportunidades de compartir un rato distendido con compañeros del sector de la comunicación en el que poder compartir ideas, experiencias y opiniones desde una perspectiva transversal a todos los actores implicados. Fue una gran experiencia, muy didáctica y que ojalá pueda tener continuidad.

Aquí os dejó el vídeo de la cobertura que ha realizado la Universidad Cardenal Herrera sobre el evento:

Publicado en El plumilla, Periodismo

Octubre en El Diario – CV

Este mes he empezado a colaborar con El Diario. es – Comunidad Valenciana. La versión local está impulsada por un grupo de periodistas con mucha mili a sus espaldas que ha creído necesario sumar una voz crítica al triste panorama mediático que tenemos por aquí.

Yo contribuyo – en lo que puedo – con una columna semanal. Espero que no se arrepientan de habérmelo pedido 😉

Las publicadas en octubre son:

  • Eppur si mouve‘: Una bienvenida a la cabecera y todos los ánimos posibles para el equipo que ha decidido poner en marcha el proyecto.
  • Temblores: O por qué hay empresas horadando el suelo que pisamos sin que realmente nadie nos haya informado del grave riesgo que eso supone.
  • La ciudad estúpida: Porque la administración es, a menudo, el primer escollo para lograr una SmartCity.
  • La (des)honrada mujer del César: Cuando el dinero manda la clase política ni siquiera se preocupa de aparentar un mínimo de decencia.
Publicado en Periodismo

La obsesión por la cifra

A trade group says that newspapers like the New York Times have seen large increases in circulation, but that’s partly because they are allowed to count their readers multiple times. The industry needs to do better.

Es un extracto de un post en PaidContent firmado por Mathew Ingram. Es así de triste pero es cierto. Y pasa lo mismo en todas partes. Si uno echa un vistazo a las cifras de lectura de prensa en el EGM de hace diez años verá como los lectores de prensa se han incrementado de manera importante. ¿Los periódicos han incrementado su difusión? No, pero hay más lectores de noticias gracias a Internet.

En España la prensa también trata de engañarse a sí misma contando en el mismo saco a los lectores de periódicos en papel y de  versiones digitales con el único objetivo de engordar sus cifras. Obviamente el objetivo es seguir apareciendo como una plataforma atractiva para poder vender el mismo formato de publicidad de siempre.

If newspapers are competing with online publishers and digital-native content companies for both readers and advertising, which they clearly are, then they have to be better than their competition — being just as inaccurate is hardly helping their cause. And they should be spending a lot more time on trying to measure real engagement (repeat visits, time spent, etc.) than on simplistic and flawed vanity metrics like raw circulation numbers.

La conclusión de PaidContent me parece interesante porque creo que ese es el valor diferencial. Ya no es una cuestión únicamente de volúmenes es una cuestión de interacción. De engagement. Ese es el único valor por el que un anunciante debería pagar. Al menos es valor por el que recomiendo que paguen a mis clientes.

Publicado en Periodismo

Periodismo consecuente

Esto no deja de ser una anécdota pero, ante el descrédito generalizado que sufre la profesión periodística, me ha hecho gracia encontrarme a un periodista ruso que le ha dado un nuevo significado a la expresión ‘comerse sus propias palabras’. Bueno realmente le ha dado el significado que siempre ha tenido. O lo ha reforzado porque el periodista ruso Vyacheslav Ledovsky ha cogido un artículo suyo en el que ponía en duda las promesas electorales y lo ha engullido. Literalmente.

Al parecer el plumilla escribió que si el político era consecuente con su programa y cumplía varias promesas muy concretas, él se comería sus propias palabras. Y ahora el político ha cumplido así que Vyacheslav Ledovsky también ha llevado sus palabras hasta sus últimas consecuencias. Y ha engullido su texto.

Como ya he dicho no deja de ser una anécdota tonta pero me hace gracia que algunos profesionales decidan afrontar el descrédito que vive el periodismo con una dosis de sentido del humor. De lo más consecuente, por cierto.

El vídeo de Ledovsky deglutiendo su obra se puede ver aquí. Y por cierto, no es el único que ha optado por comerse literalmente sus palabras. Hace un par de años un periodista deportivo del Chicago Tribune hizo lo mismo.

Publicado en Comunicación, Periodismo, Proyectos

Sin preguntas, sin cobertura y sin vergüenza

A los políticos les molesta la prensa. Corrijo: a los políticos – esa buena gente que usa tu dinero para vivir del cuento mientras te dice lo que debes hacer – les molesta que los medios no se limiten a ejercer de correa de transmisión de su propaganda. Si dudas eres el enemigo. Y al enemigo ni agua. La semana pasada comentaba algo de Goebbels y su alargada sombra

Me parece genial que la APM y la FAPE hayan decidido plantarse. Nuestra benemérita clase política ya lleva demasiado tiempo ejerciendo con nosotros, periodistas y ciudadanos, el derecho de pernada. Sólo espero que esto no quede en una pose por el día de la Libertad de Prensa. Por lo menos en Comarcàlia.info nos hemos aplicado el cuento.

¿Alguien se imagina un apagón de propaganda en mitad de las elecciones? Pues eso…

(NOTA – Me he agenciado, vilmente, de la imagen de este recomendable post de 1001 Medios)

Press-conference1