Publicado en Otras cosas

Google Media Tools – Una aproximación

Las herramientas de Google Media Tools
Las herramientas de Google Media Tools

Google acaba de lanzar Media Tools, una recopilación de recursos para periodistas. No se trata de una aplicación nueva ni de una suite pensada exclusivamente para plumillas. Es más bien una recopilación de herramientas ya lanzadas y consolidadas por Google a lo largo de los últimos años. La novedad es que todas estas aplicaciones se presentan organizadas en función del papel que pueden jugar en el trabajo diario del periodista. De este modo, hay una categoría dedicada a hacer más efectivas las búsquedas, otra a poner a disposición de los profesionales herramientas de interacción con la audiencia, otra que promueve el uso de mapas y elementos gráficos generados a través de las soluciones de Google, etcétera.

Pese a que no hay novedades en sí en el abanico de soluciones, creo que la manera de sistematizar el acceso a los recursos informativos que ha acometido el buscador es muy útil. Media Tools también supone un espaldarazo al papel que deben y pueden jugar los periodistas en el ecosistema informativo digital: la noticia no está en el simple dato o en el hecho. La información se distribuye de manera casi libre y todo el mundo puede acceder a ella. El papel del profesional está en el del análisis, la contextualización y la reflexión sobre una ingente cantidad de hechos e informaciones que nos llegan a desbordar.

Me ha gustado la iniciativa de Google y creo que algunas de las herramientas que se listan en Media Tools son especialmente útiles. Si me tuviese que quedar con media docena de aplicaciones imprescindibles, escogería estas:

  • Advanced Search: Es el buscador hipervitaminado, con todas las opciones para restringir búsquedas y evitar el ruido o la injerencia de Webs muy agresivas en sus campañas de posicionamiento.
  • Public Data Explorer: Reúne datos sobre estadísticas públicas a nivel mundial
  • Google Trends: Permite conocer tendencias de búsqueda y comparar términos, periodos y lugares.
  • Drive: La suite para gestionar documentos en la nube de Google.
  • Analytics: El otro canal de feedback. La puerta trasera para conocer qué hace el lector, cómo interactúa con la información, qué le gusta y qué no.
  • Crisis Response: Google se pone solidario y, desde aquí, promete hacer accesible y en tiempo real toda la información sobre catástrofes y desastres naturales.

Pero cada periodista debería echarle un vistazo a las diferentes categorías y probar las aplicaciones de Media Tools. Es la única manera de configurar la paleta de herramientas con la que cada uno  llegue a estar más cómodo.

Regeneración urbana

Regeneración urbana

Mientras hay ciudades cuyos gobernantes se empeñan en levantar monumentos faraónicos que decaen en apenas una década, otras albergan instalaciones funcionales a los que todavía les podría quedar mucha vida útil.

En FastCompany he descubierto el proyecto Impossible Living, una web que busca localizar inmuebles abandonados que pueden jugar un papel importante a la hora de recuperar un barrio o un pueblo. La Web busca que la gente mapee esos edificios y proponga usos para ellos.

Se pueden subir fotos y vídeos para analizar las posibilidades del espacio y, a través de la aplicación, debatir cual es la mejor solución para esos edificios. De momento hay ya 15 reactivaciones de edificios en marcha. Ojalá prono sean muchas más.

Publicado en Otras cosas

YouTube killed the Tv star?

Se acabó la época dorada de la tv. Al menos eso es lo que deduce la gente de Freemake (impresionante app, por cierto) del siguiente gráfico. 

Youtube_killed_tv

No sé yo si sería tan tajante porque nadie se imagina que gracias a YouTube se hubiesen podido hacer Los Soprano o Juego de Tronos. Lo suyo son más bien los bebés bailarines y los gatitos. Aún así, a las pruebas me remito, las cosas están cambiando. Y quizá esa sea, precisamente, la tendencia: que los canales de tv sólo sobrevivan a través de la calidad y que YouTube le robe el protagonismo a esa tele chusca de entretenimiento…

Publicado en Otras cosas

Sombras del pasado

Hace cosa de un año me fascinaron los fotomontajes de Sergei Larenkov combinado imágenes actuales de Berlín y Praga con fotografías de esos mismos espacios durante la segunda guerra mundial.

En How To Be a Retronaut me he encontrado más imágenes en la misma línea. Ellos han bautizado la serie como ‘Ghosts of…’ y continienen algunas fotografías realmente inquietantes.

Seguro que la próxima vez que esté en París y me dé una vuelta por Trocadero no podré evitar recordar quién estuvo allí apoyado 70 años antes…

(La imagen de How To Be a Retronaut viene de Amazing Only)

Publicado en Otras cosas

Intermission

Me van ustedes a disculpar pero hasta septiembre voy a permanecer en modo lurker. No es que la actualidad desaparezca ni que la comunicación deje de generar contenido es que, sencillamente, considero que el tiempo libre del puedo disfrutar estos días se lo merecen íntegramente mis hijas.

Si alguien tiene alguna reclamación que me busque en Twitter. Prometo contestar a todas las quejas. O no…

Publicado en Otras cosas

The New York Times: Cuando todos los periodistas sean Community Managers…

No sé si alguien se acuerda de cuando The New York Times nombró a Jennifer Preston Social Media Editor. No fue un nombramiento a bombo y platillo pero tuvo mucha repercusión. Sobre todo en la Red, donde más de un medio se apresuró a llamar la atención sobre la inexperiencia de Preston en los medios sociales. 

Efectivamente, la flamante responsable de Social Media de uno de los mejores periódicos del mundo era una neófita en Facebook, Twitter e, incluso, en la gestión de un blog. Pero llevaba más de veinte años ejerciendo de periodista. Con ese background y muchas ganas (que también son importantes) ha conseguido hacer de su nombre una referencia habitual cuando se habla de periodismo, Internet y Social Media. 

Ahora, un año y medio después de su nombramiento, Preston cesa en sus funciones. Vuelve a la redacción. ¿Quiere decir eso que el Times ya no considera prioritarios los Social Media en su estrategia? No, todo lo contrario. Jennifer Preston deja de ser la cara visible del periódico en los social media porque, a partir de este momento, su responsabilidad se traslada a todos los miembros de la redacción.   

Existirá un departamento de interactividad que vele por la formación y el mantenimiento de las herramientas pero el hecho de convertir la comunidad en una herramienta de trabajo es un asunto que compete a todos los periodistas. A partir de ahora todos serán Community Managers. O no lo será ninguno. Por que, al parecer, la dirección del Times quiere que los Social Media se conviertan en una herramienta más asimilada a la rutina de su equipo. Como un día ocurrió con el teléfono. O con la máquina de escribir.

Publicado en Otras cosas, Pataletas

Liberales y conservadores

En España no existe el liberalismo. En esencia lo que tenemos es unos señores muy conservadores que, en materia económica, tienen muy claro que ellos y no el estado son los mejor capacitados para gestionar sus dineros (algo que no debería extrañarle a nadie, la verdad). Y allá cada cual con su responsabilidad social y su conciencia.

Me haría gracia, si no fuese tan perverso, que estos herederos de la tradición hayan sabido apropiarse de la bandera de la libertad e, incluso, enarbolara para atraer a su causa a emprendedores, economistas, etc…  La paradoja radica en que en cuanto alguien les reconoce esa capacidad para garantizar la libertad económica, parece obligado a aceptar otro comportamiento nada liberal: la imposición de una moral rancia, beaturra y tremendamente populista.

Supongo que es el precio que se debe pagar para tratar de amalgamar en un sólo partido TODOS los movimientos que no son socialdemócratas ni nacionalistas periféricos. Y es que conseguir representar bajo unas siglas y una bandera a liberales, nacionalistas, monárquicos, democristianos, conservadores y otras especies conlleva, necesariamente, sacrificios. El primero es olvidarse de todo aquello que separa para centrarse en lo que une. El segundo es estar dispuesto a comulgar con ruedas de molino para que todos en el grupo puedan sacar algo de tajada. Curiosamente el recorrido funciona en sentido inverso.

¿Y en la práctica qué supone esto? Pues que si crees que tenemos demasiados cargos y demasiadas administraciones,  si piensas que el gobierno no debería jugar a hacer magia con la economía y también suprimir los subsidios absurdos, si crees que la tiranía de lo políticamente correcto y correcta nos está volviendo gilipollas, automáticamente, debes aceptar que  la condición sexual determina tus derechos,  que la Iglesia es el único árbitro autorizado para decir lo que está bien y lo que está mal y que, por qué no, la agitación y la propaganda son la única forma de hacer política.

Entiendo que, con un gobierno metomentodo que quiere incluso decidir hasta qué cuentos van a poder leer mis hijas, esgrimir la libertad como bandera (aunque sea de una manera tramposa) es una excelente manera de ganar puntos. Lo que no entiendo es porqué el resto de los ciudadanos lo permitimos. Como sigamos así todos los ateos, los progresistas, los no monárquicos y los que no vemos con buenos ojos a los gobiernos que regulan hasta a qué puede jugar un niño perderemos el derecho a reivindicar la libertad. Exactamente igual que perdimos el derecho de sentirnos españoles (por muy subjetivo que sea el sentimiento).