Publicado en Internet

Alimentando la paranoia: La NSA no es la única que te espía

Hace unos días recogía un post publicado en Estratégicamente sobre el negocio que se genera en torno a nuestros datos personales. A raíz del caso Snowden y en relación con todo lo que se está comentando sobre seguridad y privacidad, publiqué la semana pasada una colaboración en Security Artwork sobre el tema.

Sin ánimo de alimentar la paranoia (pero contribuyendo en parte a ello, me temo), en el post repaso algunas otros de esos negocios que se generan gracias a la recopilación, almacenamiento y posterior proceso de nuestros datos personales. Unos datos sobre los que perdemos todo el control y que acaban alimentando una descomunal maquinaria relacionada con un nuevo tipo de marketing.

Dejo algunos párrafos del artículo:

Hace cosa de diez años Steven Spielberg tuvo a Tom Cruise corriendo durante unos cien minutos en una película de ciencia ficción bastante solvente llamada MinorityReport. Hacia el último tercio del film, el personaje de Cruise se introduce en una galería comercial donde escáneres de retina situados estratégicamente lo identifican ¿para atraparlo? No, qué va; para programar los carteles que, a su paso por la galería, le muestran anuncios personalizados.

Esta secuencia, que hace diez años era un asunto de ciencia ficción, empieza a no resultar tan descabellada. Porque todo el mundo nos espía. Lo digo por si alguien no se ha enterado y la defunción deGoogle Reader lo ha dejado sin saber quién es Edward Snowden.

Nos espían, a diario y continuamente. Pero no es la NSA ni las demás agencias de inteligencia norteamericanas quienes más información están recopilando sobre nosotros. Qué va. Es poco probable que nos veamos envueltos en una operación global sobre terrorismo por mucho que usemos la palabra bomba en Gmail. Hay sin embargo, otros actores que sí están ansiosos por tener toda nuestra información al alcance de su CRM: las marcas.

Todo empezó con Google, como casi todo en Internet…

El que tenga interés en leer el resto puede hacerlo aquí: La NSA no es la única que te espía.

Publicado en Internet

Orwell ha vuelto

Es curioso que hace casi tres años (¡¡¡¿¿¿ya???!!!!) yo me sorprendiese de que la distopia de Huxley tenía más parecido con la realidad que estábamos viviendo que el 1984 de Orwell. Sin embargo la sombra del tío George es alargada y no se puede sobrestimar lo visionario de sus planteamientos. Estoy hablando, por supuesto, del caso Snowden.

No voy a entrar en las implicaciones morales y políticas del espionaje al ciudadano de a pie. La obsesión de los gobiernos por criminalizar cualquier desviación en sus ciudadanos es obscena. Como también lo es buscar esas desviaciones hasta los límites de la obsesión paranoica.

Sin embargo hay otros aspectos del caso Snowden que me resultan más inquietantes y son los que tienen que ver con sus implicaciones tecnológicas. En Estrategiamente Nuria ha publicado una infografía que recoge bien la más compleja de ellas: que nuestros datos personales acaben generando  un modelo de negocio que puede valer miles de millones.

Big_Brother

Publicado en Comunicación, Internet, Periodismo

SEO killed the weblog star

Vale, todos lo sabemos. Content is king! El contenido manda y como pequeño plumilla debería lanzar las campanas al vuelo. Ole, ole, ole. Por fin lo importante es decir cosas. Transmitir un mensaje. Dar trabajo a los periodistas… Ya… Y una mierda.

Llevo un tiempo dándole vueltas a la idea de que tener el contenido como herramienta principal para visibilidad de una web o un blog al final lo que ha logrado es tirar por tierra la calidad de éste. Me explico: al emplear el contenido como un elemento para ganar posicionamiento y, en consecuencia, ‘cuota de mercado’ (lectores) se ha impuesto un ritmo de publicación tan rápido y tan exigente en cuanto a cantidad que cada vez importa menos lo que se está contando. El objetivo es llenar líneas de texto con una periodicidad regular y un montón de enlaces entrantes. Mientras se empleen las keywords adecuadas, qué más da lo que estas líneas digan. Al final la iniciativa sale rentable porque ese nivel de actualización y ese contenido bien posicionado acaba reportando un elevado número de paracaidistas que generen muchas impresiones. Si cierras un buen CPM, ya tienes negocio.

¿Y cómo alimentas la máquina? Pues contando con redactores externos que escriben posts a un precio irrisorio (que escriben un montón para poder alcanzar un nivel de ingresos mínimo). No creo que haya que explicar mucho más… La producción de contenidos se realiza a peso y eso desemboca en un empobrecimiento generalizado de la calidad. Para escribir mucho y escribir rápido es muy habitual repetir hasta la saciedad temas publicados por otros. Los textos son muy, muy similares y es muy difícil encontrar algo nuevo. Basta con hacer una búsqueda en Google de un tema relacionado con la salud o la educación para darse cuenta de esta homogeneización y falta de rigor. Todo es contenido basura de consumo rápido.

En el fondo se trata de la misma trampa que ha convertido el periodismo en un ejercicio de corta y pega; el beneficio a corto plazo arruina el interés del medio a largo plazo. Producir contenido nuevo, interesante y riguroso es un trabajo arduo y con un beneficio incierto; pero fue ese ejercicio fue el que – junto a su posibilidad de feed-back real – ayudó a convertir los blogs en una alternativa a los medios convencionales. Es una lástima que al final ese esfuerzo, que todavía se sigue haciendo, acabe diluido entre un montón de contenidos tan prescindibles como la mayoría de los canales de TDT.

Publicado en Internet, Otras cosas

2010… ¿proyectos?

Iniciamos el 2010 con una economía paralizada; toda España llora triste y compungida sin saber como pagar las letras de los tres apartamentos y el bemeuve…. ¿toda? ¡No! Un hatajo de irreductibles emprendedores se han empeñado en aguarles el titular de inmovilidad absoluta a Intereconomía Televisión y han empezado año apostando con novedades.Algunos incluso se han llevado sus proyectos a ver mundo y, a día de hoy, me encuentro con que el equipo formado por Soma Comunicación, Webmetrics y la profesora Elvira García de la UCH ha conseguido que su “Post your Tweet Local” esté en la segunda fase del prestigioso Knight Challenge – un proceso anual de selección de los proyectos de comunicación local más novedosos.

Post Your Tweet Local es un agregador de twits sobre información hiperlocal que permitirá a los usuarios clasificar los mensajes en función de su utilidad y del público al que pueden resultar más útiles. El proyecto es interesante y, además, creo que puede resultar muy útil para canalizar toda la información que, diariamente, volcamos en Twitter. Además, necesitan vuestros votos y comentarios para batir todos los proyectos, también interesantes, que los del Knight van a mirar con más cariño por ser estadounidense.

Por cierto, otro proyecto que necesita vuestros votos es el de Juanra Vidal: Rifalia. ¿Que no conocéis Rifalia? Pues eso tiene solución: echad un vistazo  la descripción que hacen en el BBVA Open Talent y, de paso, le dais algún voto. El proyecto – que ya salió ganador en el concurso de Bancaja Jóvenes Emprendedores del 2009 – es un sistema de Rifas online donde se sortearán premios de importante cuantía. Si todo va bien, lo veremos en marcha en unos meses.