Publicado en Periodismo

Los artículos que jamás veremos en un periódico español

IN 1982 a Chinese aquaculture scientist named Fusui Zhang journeyed to Martha’s Vineyard in search of scallops. The New England bay scallop had recently been domesticated, and Dr. Zhang thought the Vineyard-grown shellfish might do well in China. After a visit to Lagoon Pond in Tisbury, he boxed up 120 scallops and spirited them away to his lab in Qingdao. During the journey 94 died. But 26 thrived. Thanks to them, today China now grows millions of dollars of New England bay scallops, a significant portion of which are exported back to the United States.

No se trata de un tema polémico. Tampoco de un asunto conflictivo. En absoluto. Es cierto que el sector es relevante para el país y en el texto se tratan conceptos importantes como el modelo económico de un país o algunas paradojas del comercio internacional. Pero en esencia este texto del New York Times se limita a analizar la situación actual de la industria pesquera estadounidense y la relación que esta tiene con la balanza comercial del país. Se remonta a la época dorada de la pesca en la Costa Este y reflexiona sobre el modelo de comercio internacional que ha adoptado el país con respecto a esta industria. Y qué consecuencias puede tener este modelo.

Curiosamente es un artículo interesante. Aunque no te interese en absoluto la pesca. Lo es porque lo que sucede en en este sector, en este país, está extraordinariamente bien contextualizado. El artículo exhibe datos, fechas, cifras, tendencias. Parece lograr que todo encaje, que todo aparente tener un sentido y esto le permite al redactor extraer unas conclusiones lógicas. Son 1.500 palabras. Cinco páginas de texto. Una explicación razonada y lógica. Algo que hace mucho tiempo que echamos de menos en la prensa española.

Anuncios

Autor:

Este plumilla es un periodista digitalizado y blogger en prácticas. Devorador de historia, batería frustrado y cocinero mediocre. En el DNI pone que se llama Marcos García y que nació en Valencia. Vive felizmente amancebado pagando a medias una dolorosa hipoteca. Tiene dos hijas y un gato. Le gustan los trenes, las novelas de Chandler, los sillones Chesterfield y el Beggar's Banquet de los Stones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s