Publicado en Periodismo

La obsesión por la cifra

A trade group says that newspapers like the New York Times have seen large increases in circulation, but that’s partly because they are allowed to count their readers multiple times. The industry needs to do better.

Es un extracto de un post en PaidContent firmado por Mathew Ingram. Es así de triste pero es cierto. Y pasa lo mismo en todas partes. Si uno echa un vistazo a las cifras de lectura de prensa en el EGM de hace diez años verá como los lectores de prensa se han incrementado de manera importante. ¿Los periódicos han incrementado su difusión? No, pero hay más lectores de noticias gracias a Internet.

En España la prensa también trata de engañarse a sí misma contando en el mismo saco a los lectores de periódicos en papel y de  versiones digitales con el único objetivo de engordar sus cifras. Obviamente el objetivo es seguir apareciendo como una plataforma atractiva para poder vender el mismo formato de publicidad de siempre.

If newspapers are competing with online publishers and digital-native content companies for both readers and advertising, which they clearly are, then they have to be better than their competition — being just as inaccurate is hardly helping their cause. And they should be spending a lot more time on trying to measure real engagement (repeat visits, time spent, etc.) than on simplistic and flawed vanity metrics like raw circulation numbers.

La conclusión de PaidContent me parece interesante porque creo que ese es el valor diferencial. Ya no es una cuestión únicamente de volúmenes es una cuestión de interacción. De engagement. Ese es el único valor por el que un anunciante debería pagar. Al menos es valor por el que recomiendo que paguen a mis clientes.

Anuncios

Autor:

Este plumilla es un periodista digitalizado y blogger en prácticas. Devorador de historia, batería frustrado y cocinero mediocre. En el DNI pone que se llama Marcos García y que nació en Valencia. Vive felizmente amancebado pagando a medias una dolorosa hipoteca. Tiene dos hijas y un gato. Le gustan los trenes, las novelas de Chandler, los sillones Chesterfield y el Beggar's Banquet de los Stones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s