Esta semana tuve la oportunidad de participar en una de las mesas redondas de la III Jornada Democracia 2.0. que organiza AVAPOL.

Fue una ocasión interesante de contrastar algunas ideas que desde la red se van imponiendo en el sector de la comunicación y que suponen cambios y oportunidades inauditos no solo para los medios sino también para el resto de la sociedad.

A fin de cuentas, tal y como comenté en mi turno de exposición, la llegada de las TIC supone una revolución cultural de implicaciones similares a las que trajo consigo la imprenta en 1450. Y, en última instancia, este invento contribuyó a la ola de revoluciones burguesas que sacudió Europa y América desde finales del siglo XVII hasta mediados del siglo XIX.

Ante esa perspectiva no podemos ni siquiera imaginar hasta donde sacudirá Internet nuestras estructuras sociales. Aún así ya hay algunos sectores que han cambiado totalmente debido a ella.

El de los medios es uno de los que más frecuentemente se lamenta del daño que ha hecho la red en la industria. Y en cierto sentido no le falta razón puesto que si hay algo que Internet está haciendo saltar por los aires es la industria periodística. La industria, pero no el periodismo. Si comparamos las cifras del EGM con las de hace diez años vemos que el número de lectores de prensa y oyentes de radio ha aumentado y este incremento se debe a que el estudio contempla tanto soportes on como offline.

Los medios, tal y como los conocemos, están condenados. Son estructuras pesadas, caras y alejadas de la realidad cotidiana y hoy en día eso los deja sin una auténtica razón de ser. Pero el hecho de que los medios convencionales estén desmoronándose no implica, en absoluto, que desaparezca el periodismo. Claro que será muy diferente del que conocemos. Debe serlo, por fuerza. Un periodismo más pequeño, más cercano, más versátil y, sobretodo, más pendiente del ciudadano.

En cierto modo, al menos desde lo que vengo observando como parte de la Asociación de Medios Digitales, es la traslación al medio de comunicación de las tres tendencias que marcarán la evolución de la red para los próximos años: SoLoMo, o lo que es lo mismo, Social Local Mobile.

La razón de ser de los medios es que estén hechos de abajo arriba y desde la periferia al centro. Entendido así el periodismo funciona porque el público es perfectamente capaz de ver el valor que el medio aporta. Es cierto que todavía existen muchos interrogantes en torno al modelo de negocio que lo pueda sustentar, en torno a la profesionalización y en torno a la estructura de lo soporte pero también lo es que la sociedad ha cambiado y los ciudadanos exigen, como debe ser, una responsabilidad a los medios.

Aquí podéis ver el Prezi de la presentación:

.prezi-player { width: 300px; } .prezi-player-links { text-align: center; }