The Black Keys es un gran grupo. Hacen un blues rock bastante simple y, aún así, bastante bueno. El sonido es sencillo, directo, sin artificios y un poco friki. En cuanto a sonido, y en cuanto a estética, son una vuelta al garaje, a las grabaciones caseras y a la cámara de Super 8. Pero pese a lo competente de su sonido, si The Black Keys se ganan un huequecito en la historia del rock será, seguramente, por sus geniales videoclips. Con mucha exploitation y un capazo de sentido del humor, todos los videos que ha grabado el grupo hasta hora son, como poco, originales aunque el último se lleva la palma. Fue nominado a los MTV Music Awards y he de reconocer que, pese a que el premio se lo llevó David Grohl, yo hubiese preferido que ganasen ellos.

¿Por qué? Pues porque creo que el videoclip que hizo Chris Marrs Pillero para Howlin’ for You es el más friki de todos los tiempos. Pero si hasta salen Sean Patrick Flanery y Diora Baird ¡Diora Baird! De verdad, si hicisen más videoclips así volvería a ver la MTV…